Seguinos

¿Qué pasa en los barrios los años que no se hace política?

Tinta Verde

¿Qué pasa en los barrios los años que no se hace política?

¿Qué pasa en los barrios los años que no se hace política?

Cada tres de cuatro años, en los barrios no existe acceso a la salud, a la educación y a una vivienda digna, se vive con el estigma y con las marcas de discriminación que se sufre por ser “Del Carri” o de “La nueva Suyapa”, o de otro barrio donde se dice “que ni Dios entra”.

Tres años en las que Honduras parece no pertenecernos a la gente del barrio a pesar de ser el lugar de donde salen la personas que sostienen el país, tres años en los cuales los barrios solo existen en los noticieros cuando aparece algún encostalado, tres años donde se ignora el valor que dentro de cada barrio existe.

Pero luego entramos al año electoral, y ahí todos se acuerdan de los barrios, y abrazan a la gente del barrio, y le hace promesa a la gente del barrio, y prometen ayudar al barrio. Llegan a nuestros barrios, ellos y ellas, pertenecientes a la clase política que tres años antes nos arrebataban el derecho a salud, educación, territorio, el derecho a vivir.

Llegan a nuestros barrios, hacen ruido, gritan, se ríen, abrazan, pero todos sabemos que ellos, esos políticos azules y colorados son incapaces de sentir otro sufrimiento que no sea el propio, tan emocionalmente precarios, que hablan en nombre de la moral y la democracia con una ignorancia y una violencia que no hay gorra o mascarilla que lo disimule. Llegan a nuestros barrios a decirnos, desde sus casas en lujosas residenciales y sus miles de comodidades, que nos quieren salvar de la precariedad en la que ellos mismos nos han metido.

Lo que no saben, es que mientras ese año saturan el barrio con su propaganda de odio, los años restantes, nosotras y nosotros, la gente del barrio, florecemos entre el concreto que el Alcalde deja a su paso arrebatando cada área verde donde los niños tenían posibilidad de jugar.

Sobrevivimos a la violencia que ellos mismos, desde sus posiciones de poder provocan, sobrevivimos a una delincuencia que ellos provocan por la falta de empleo, sobrevivimos a las enfermedades que ellos mismos agudizan con la privatización de la salud, sobrevivimos al despojo de nuestras tierras que ellos impulsan al vender el país a pedazos.

Este año, no resistimos más. ¡Ándate de mi barrio!

Ándate de mi barrio en tu carro que pagaron mis impuestos, ándate de mi barrio con tu propaganda pagada del desfalco del Seguro Social y del INFOP.

¿Qué nos quieren venir a decir? ¿Qué durante años han invertido en mansiones y colonias de la clase alta mientras que las calles de nuestros barrios están cada vez peor? ¿ahora si te acuerdas de nosotras y nosotros?

Mientras que en los barrios hacemos autogestión para limpiar una canchita donde los jóvenes puedan ir a jugar potra tranquilos, ustedes invierten en sus casas y alrededores, mientras en los barrios luchamos por ajustar 250 lps de matrícula en el colegio público, ustedes mandan a sus hijos a los mejores colegios en el extranjero, mientras nosotros luchamos todo el año por subsistir, ustedes saquean el país y destruyen cualquier oportunidad de vida digna a la que intentamos acceder

Váyanse de mi barrio, lárguense todos ustedes, que solo conciben nuestra existencia cada 4 años con ese discurso totalizador y lleno de odio, váyanse con sus campañas políticas que juegan con el hambre de quienes no tienen ni para huevos o frijoles.

En el barrio no los necesitamos, y por eso, el mismo barrio será quien los saque del poder, será quien les haga pagar por cada acto de corrupción cometido, será quien los extermine de una vez por todas.

Flor Euceda

Tinta Verde es un proyecto formativo y divulgativo periodístico enfocado en tratar a profundidad la problemática que viven las mujeres de Honduras, y articular herramientas de comunicación para enfrentar la desinformación y manipulación informativa con sesgos machistas y discriminatorios que existe en el país.

Comentarios

Más en Tinta Verde

Hasta arriba