Seguinos

La estrategia del Partido Nacional es promover violencia y odio

Tinta Verde

La estrategia del Partido Nacional es promover violencia y odio

La estrategia del Partido Nacional es promover violencia y odio

Honduras se ha sumergido en la miseria, principalmente los últimos 12 años, que son los mismos que lleva El Partido Nacional de Honduras en el poder – los poderes – 

No es casualidad que la construcción de los mal llamados liderazgos del partido más corrupto de la historia del país se construya con base en la acumulación de capital económico producido por el narcotráfico, que se traduce a poder económico y finaliza siendo poder político.

No es casualidad que las políticas privatizadoras que se impulsan desde hace 12 años se orienten fuertemente a la negación de derechos para las poblaciones más empobrecidas y vulnerabilizadas de este sistema neoliberal: mujeres, personas LGTTBI, defensoras de la tierra y proletariado.

Estos 12 años de gobierno azul han convertido a Honduras en un paraje tenebroso, un páramo sombrío de corrupción, pobreza, desesperanza y muerte. La radiografía del país, desde donde se haga es desalentadora para la clase proletaria, estrato medio y la población, en general. La clase trabajadora se enfrenta a una alzada precarización de derechos, el desempleo en el país ha alcanzado los índices más elevados en su historia, figuramos como uno de los países más empobrecidos de la región con un índice de 74% de pobreza, protagonizamos los éxodos migratorios más dolorosos de los últimos años y la violencia es nuestro pan compartido de cada día.


Sobre la campaña de violencia y odio

En este contexto invivible al que el Partido Nacional de Honduras nos ha condenado con dos fraudes consecutivos, unos en el 2013 y otro en el 2017, su nueva estrategia electoral es levantar una campaña de violencia y odio, una campaña aporofóbica, homolesbobitransfobica, misógina y acientífica que pretende apelar a preceptos morales para desprestigiar a las propuestas de avanzada de la candidata del Partido Libertad y Refundación, Xiomara Castro.


En el mes de septiembre, tras el lanzamiento del Plan de Gobierno de Libre, el dictador Juan Orlando Hernández pronunció un discurso homofóbico donde condenaba una supuesta propuesta del Partido Libre sobre el derecho al matrimonio personas LGTTBIQ+, dicha propuesta no se encuentra dentro de las propuestas inclusivas del dicho partido, siendo esto un reflejo de la información falsa que estos mal llamados líderes están acostumbrados a utilizar para manipular a la población.

Este discurso tuvo mucha réplica dentro de los medios de comunicación, convirtiéndose en una apología al odio y a la violencia para personas LGTTTBIQ en un país,  donde desde el 2009 han asesinado a 366 personas por so orientación sexual y su expresión de género.

En ese discurso, el dictador apelaba a la defensa de la familia, afirmando que los derechos de las personas LGTTBIQ+ destruyen la concepción de familia tradicional, apela a la defensa de la familia, familias que por sus políticas de empobrecimiento se ven obligadas a migrar, o a separarse por migración; familias que la creciente pobreza del país condena a la miseria, familias que por la violencia a consecuencia del narcotráfico se ven destruidas.

Así mismo esta narrativa, ignora e invisibiliza la realidad social donde no es el modelo de familia biparental el que predomina, sino el modelo monoparental, donde principalmente es la mujer la que asume los roles de crianza.

Por otro lado, otro componente fuerte de esta campaña de odio es atacar las propuestas de género del plan de gobierno del Partido Libre, centrándose exclusivamente en una: la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo bajo tres causales.

Toda la campaña de odio y violencia alrededor de esto, es aporofóbica, porque oponerse a la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo bajo tres causales es condenar a las mujeres más empobrecidas del país a maternidades impuestas, que es una forma de tortura, a morir por una complicación durante el embarazo o parto o a tener que pasar duelos severos por la pérdida de un producto genético que es incompatible con la vida extrauterina; ya que la mujeres que interrumpen voluntariamente un embarazo y ponen su vida en riesgo porque este no se realiza con las condiciones necesarias son las empobrecidas.

Apelan a preceptos morales y religiosos en un país donde a diario niñas de entre 10 y 15 años paren en los hospitales, donde a cada 3 horas se denuncia una agresión sexual y donde a cada 16 horas asesinan a una mujer por su condición de género. Donde en lo que va del 2021, 240 mujeres han sido asesinadas.


Lanzar campañas de odio, desinformación, no basadas en la ciencia, utilizando un tema tan controversial que pone en grave riesgo la vida y la dignidad de las mujeres en este país, a 13 días de las elecciones es una clara señal de que al Partido Nacional no defiende la vida, ni la familia ni al pueblo, su único interés es hacer uso de todos los posibles recursos para mantenerse en el poder  y de que a falta de propuestas sólidas, la campaña del Partido Nacional es promover la violencia y el odio.

Iris Romero

Tinta Verde es un proyecto formativo y divulgativo periodístico enfocado en tratar a profundidad la problemática que viven las mujeres de Honduras, y articular herramientas de comunicación para enfrentar la desinformación y manipulación informativa con sesgos machistas y discriminatorios que existe en el país.

Comentarios

Más en Tinta Verde

Hasta arriba