Seguinos

Complementar: la clave para un amor saludable

Tinta Verde

Complementar: la clave para un amor saludable

Complementar: la clave para un amor saludable

El amor es un tema que siempre nos ha tenido emproblemados, no solamente por las diversas posturas teóricas que hay, sino porque en la práctica todos y todas la hemos embarrado feo. Lo que quiero discutir con ustedes es algo complejo y poco comentado, a menos que vayan a terapia por esto, pero es el hecho de que sí podemos pensar en el amor más allá del mero eros, quiero incluir la philia (amistad) y la ternura (ágape).

Un día limpiando los espacios de la casa me encontré con un libro, el título llamó de golpe mi atención Los límites del amor, de Walter Riso. En ese momento, lo tomé y comencé a leerlo esa misma noche, quizás por causalidades de la vida llegó en un tiempo de mi existencia que me era necesario, sí, tenía problemas con el tema.

A mi joven edad puedo decir que no me ha gustado vivir apresurada, incluso me tardo semanas en tomar una decisión, soy poco espontánea. Pero, en el amor odio el hecho de que ocurra de manera tan espontánea e irrumpa en mi vida sin previo aviso, ni permiso.

Leyendo a Riso, me doy cuenta de algo que ya pensaba antes, pero que nunca lo había reforzado teóricamente, sino que solo intenté practicarlo en mi vida. Siempre pensé que el amor de pareja (o parejas, no sé sus preferencias) tiene que ser un complemento para no aburrirse ni perder el interés, así de franca soy.

El hecho es que, en mi cotidianidad entre amigos, familiares y mi experiencia propia, pocas personas tuve como ejemplo de esto, porque la mayoría se perdía en el eros, o sea la insaciable locura de recibir afecto físico y de satisfacer su deseo sexual, o, en el caso de personas casadas a veces veía infidelidades e infelicidad en el compromiso. En este último caso, siempre que preguntaba llegaba a la conclusión que sus desdichas eran por falta de comunicación asertiva y miedo al abandono.

La formulada del libro durante todo el desarrollo de cada uno de sus capítulos, es esta: “el amor completo es el que incluye pasión (eros), amistad (philia) y ternura (ágape). Parece sencillo, pero en la práctica a ciertas parejas les es imposible.

 Riso es un psicólogo especialista en terapia cognitiva, y como terapeuta él también relata en su texto distintos pacientes que tuvo, incluso parejas, de las cuales algunos fueron rescatados, pero otros se negaron a aceptar lo que merecían prefiriendo así llevar una mala vida amorosa antes que sentir el abandono.

Enamoramiento es una cosa, amor es otra. Amar es hacer el amor con la mejor o el mejor amigo, con la ternura, pasión, amistad y dulzura, sin violencias. Si le das cierto orden al amor; si lo vinculas con tu autoestima, con el “ser para sí”, ademá del “ser para el otro”, habrás definido un sendero seguro por el cual transitar: Cuando la compañía es confiable, hay que acelerar; si el enredo no pinta bien, hay que frenar en seco”. Water Riso

En el proceso del enamoramiento, dice Riso, es cuando el eros impacta de primero en el tiempo de convivencia, produciendo así hormonas de la felicidad que nos envuelve en un estado de dopamiento en el cual perdemos el “para sí”, o sea la mayoría de veces abandonamos nuestra esfera de lo privado subjetivo, nos dejamos de últimos y ponemos a la pareja en el centro.

Imagínate ahora que cada uno haga eso, estarían viviendo para el toro y olvidaron que ellos tienen necesidades propias, la consecuencia de eso es que le huyen a su mente dejando que lo único que se expanda en gran cantidad dentro de sus pensamientos sea solo la comodidad del otro. Esto puede llevar a normalizar la violencia física y emocional que se sufre en una relación cuando no existen límites racionales para protegerse a sí mismo.

Cuando lo complementamos con la philia y el ágape, entendemos que la amistad permite el vínculo de una comunicación donde no existe la manipulación ni el engaño, y que, si tenemos ternura, trataremos al otro(a) con el suficiente tacto y responsabilidad afectiva para llegar a acuerdos por el bien de ambos.

Es preocupante que, ante el placer sexual, seamos hedonistas y huyamos del compromiso o el querer formalizar una relación porque ahora que el sexo es público, encerramos loa sentimientos y emociones en lo privado.

A todas las personas que estén leyendo esto, les deseo que se auto-conozcan y sepan cuáles son sus traumas del pasado para ponerle límites a su pareja o futuras parejas, no se dejen romper por alguien que irrumpe en su espacio y privacidad personal, porque tener pareja es de las cosas más íntimas que existen y experimentamos los de nuestra especie en el mundo.

Además, recuerden que el factor tiempo es decisivo, si dejan que una persona los maltrate por tres meses luego serán tres años, y así sucesivamente, ¿realmente quieren pasar ese tiempo fingiendo que son felices solo por el miedo al abandono? Creo que no, verdad… Amen, con honestidad, compromiso y ternura, pero no crean que por deseos lujuriosos aman, eso es deseo y también se puede satisfacer sin necesidad de caer en ataduras irracionales y dolorosas.

Sandy Arteaga

Tinta Verde es un proyecto formativo y divulgativo periodístico enfocado en tratar a profundidad la problemática que viven las mujeres de Honduras, y articular herramientas de comunicación para enfrentar la desinformación y manipulación informativa con sesgos machistas y discriminatorios que existe en el país.

Comentarios

Más en Tinta Verde

Hasta arriba