Seguinos

Acuerdo Ministerial sobre secreto profesional protegerá la salud de las mujeres

Tinta Verde

Acuerdo Ministerial sobre secreto profesional protegerá la salud de las mujeres

Acuerdo Ministerial sobre secreto profesional protegerá la salud de las mujeres

Un acuerdo ministerial para homologar la protección de la privacidad de la información médica de las pacientes con emergencias obstétricas en Honduras, con base en los convenios internacionales y jurisprudencia interamericana sobre el secreto profesional, es parte de una propuesta que presentó “Somos Muchas”

Somos Muchas, es una plataforma de mujeres y organizaciones feministas que luchan por la despenalización del aborto en el país, la libertad y la vida de las mujeres, por lo tanto hicieron estas propuestas en una Mesa de Mujeres por medio de diálogos con el nuevo gobierno.

En el mes de enero, el equipo de Transición para la toma de mandó de gobierno presidido por Xiomara Castro, instaló la Mesa de transición Para los Movimientos Sociales, donde sectorialmente los grupos históricamente vulneralizados del país trabajaron en propuestas temáticas para la mejora de sus condiciones de vida.

Esta acción, más allá de ser el primer paso para la refundación real de país, partiendo de la escucha a la población, significó también el inicio de un cambio de paradigma democrático del quehacer político, una resignificación de cómo hacer gobierno.

Dicha propuesta sobre el secreto profesional tiene como objetivo la aplicación al derecho de privacidad de las mujeres y niñas que son usuarias de los servicios de salud pública y privadas, asegurando así el respeto a su dignidad, al acceso a la salud y la vida.

El secreto profesional, según el artículo 9 del Código de Ética Médica Adoptado por la Asociación Médica Hondureña es “un deber que nace de la esencia misma de la profesión. El interés público, la seguridad de los enfermos, la honra de las familias, la respetabilidad del profesional y la dignidad del arte exigen el secreto. Los profesionales del arte de curar están en el deber de conservar como secreto, todo cuanto vean, oigan o descubran en el ejercicio de su profesión, por el hecho de su ministerio, y que no deba ser divulgado.”

Así mismo, en el artículo 10 se describe que el secreto profesional puede recibirse bajo dos formas:

1 -El secreto explícito, formal y textualmente confiado.

2 -El secreto implícito que resulta de la naturaleza de las cosas, que nadie impone y que preside las relaciones entre pacientes y profesionales. Ambas formas del secreto profesional son inviolables, con excepción de los casos especificados por la ley.

En otras palabras, es la obligatoriedad legal y ética de guardar confidencialidad y proteger la información personal y privada a la que las y los profesionales de salud acceden por la consulta, examen, diagnóstico, discusión y tratamiento y se comprometen en no revelar a terceros, sin autorización de su titular.

Existen innumerables casos donde la violación al secreto profesional por parte de profesionales de la salud significa un peligro de vida para las mujeres y niñas, ya que el relevar información confidencial sobre condiciones de salud, preferencias y prácticas sexual, ejercicios reproductivos, etc.

Potencializa la discriminación y la violencia sobre los cuerpos de las mujeres. Así mismo, en este país que no tiene ninguna garantía de derechos sexuales y reproductivos es a través de la violación al secreto profesional que se realizan la criminalización al derecho a decidir.

Este tipo de violencia es más frecuente en los servicios de salud públicos donde son las mujeres con escasos recursos económicos la que mayormente aceden a los mismos, convirtiéndose esta violencia sistémica en una situación de clase donde las más desprotegidas por el estado son las más violentadas.

Esta propuesta   que apela a los principios de confidencialidad y a la ética profesional busca mejorar la calidad de vida de las mujeres y niñas a través de garantizar el acceso a la salud digna, sin estigma, sin perjuicio y en privacidad, evitando y disminuyendo así mucha de la violencia obstetra a la que las usuarias de servicios de salud son expuestas por su condición de mujer


En un contexto de extremada precarización para la vida de las mujeres y niñas, toda acción en torno a mitigar los efectos destructivos sobre la dignidad y la vida es un avance necesario y justo. Es por esto que Somos Muchas le apuesta al respeto del Secreto Profesional, principalmente ahora que existe la intención política por parte de la Presidenta y del Gobierno Solidario en el respeto a nuestros derechos, pues no se construye socialismo sin justicia y derechos para las mujeres.

Luna Marizol

Continuar leyendo
Tal vez te interese

Tinta Verde es un proyecto formativo y divulgativo periodístico enfocado en tratar a profundidad la problemática que viven las mujeres de Honduras, y articular herramientas de comunicación para enfrentar la desinformación y manipulación informativa con sesgos machistas y discriminatorios que existe en el país.

Más en Tinta Verde

Hasta arriba