Seguinos

LA CULPABILIDAD Y SENTENCIA DEL CIUDADANO YANI ROSENTHAL HIDALGO.

Editoriales

LA CULPABILIDAD Y SENTENCIA DEL CIUDADANO YANI ROSENTHAL HIDALGO.

– (UNA REFLEXIÓN SOBRE EL PODER NORTEAMERICANO EN HONDURAS).- 

No se trata de escribir una nota a favor de unos o en contra de otros hondureños, que han sido extraditados o se han presentado voluntariamente ante la Justicia de los Estados Unidos de Norteamérica, o de hacer una porra desacreditadora por tomar bandos políticos, se trata de abordar un tema que tiene implicaciones para la vida soberana deHonduras y nos debe interesar a todos.

En esta reflexión me referiré a la presentación voluntaria del Abogado y Notario Yani Rosenthal Hidalgo ante la justicia norteamericana y algunos apuntes a la liquidación del Banco Continental, S.A., que me parecen relevantes en el contexto de los hechos actuales que vive Honduras.

En primera instancia, por ejemplo: La sorpresa que causó la liquidación del Banco Continental, S.A., como una especie de ensayo inédito, al atribuirle al Banco actividades que rozan con el delito, para justificar su liquidación, siendo las personas naturales las que delinquen y no las empresas como personas jurídicas o ficciones de ley.

En otros casos de bancos de categoría mundial, que se han visto envueltos en similares circunstancias, estos solamente han sido sancionados, desde el punto de vista pecuniario por  sus responsabilidades de transparencia financieras.

Cabe preguntarnos:

¿Por qué en Honduras, se aplica una regla jurídicamente inapropiada  y a otros bancos mundiales de países soberanos, no se aplicó la misma fórmula?  

¿Será porque somos un país sin ejercicio soberano e independiente?

¿O por qué en Honduras, el derecho evoluciona en manera contraria como excepción a la regla ético-moral positiva en el mundo? 

También es de especial atención en el caso del Banco Continental, S.A.,  observar que desde una  institución norteamericana, la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros por sus siglas en inglés), se catalogó a esta institución y algunas empresas de ese Grupo, suponerlas vinculadas a ilícitos, sin comprobación interna de las leyes hondureñas.

Y lo más curioso es que las entidades nacionales entre otras la CNBS (Comisión Nacional de Banca y Seguro) ejercía el control y supervisión sobre el mismo banco y es esta misma ente regulador el que procede a su liquidación, solo con el anuncio de la OFAC y de paso con presencia impositiva del Embajador Norteamericano de ese momento, el señor James D. Nealon.

Vuelvo a resaltar, que las autoridades de nuestro país actuaron como si de un “MANDATO” se tratara, iniciaron el aseguramiento de bienes por el aproximado monto de Ocho Mil Millones de Lempiras, destruyendo un tejido empresarial de casi un centenario de antigüedad, que aportaba el 5% al PIB a la nación  y la persecución a las personas que integran el grupo familiar del Abog. Rosenthal Hidalgo, sin garantías de respeto constitucional.

Cabe realizarnos una interrogante en este punto:

¿A parte del fin que se buscaba con el Banco Continental, liquidado sin garantías legales, quienes se están o estarán beneficiando con los bienes del Banco y las empresas del Grupo Continental Aseguradas?, Sería interesante que los ciudadanos hondureños supiéramos el manejo transparente de esta operación jurídica, económica, de gran importancia y daño a la economía nacional. 

No menos importante debe de ser lo que se persiguió con la destrucción del Grupo Continental y es que desde el punto de vista político, podía interesar callar a Diario Tiempo, empresa del Grupo, como un periódico de oposición, con columnas libertarias, como terreno previo, al dominio de la opinión nacional controlada desde el estado y gobierno, para el Fraude Electoral que estamos viviendo en este año 2017.

¿Cómo ha actuado la prensa nacional ante el fraude electoral  del año 2017, sin la presencia de Diario Tiempo? es un punto que debemos tener claro en la realidad de los hechos que están aconteciendo. 

Destruir el Banco Continental, también representaba tocar una pieza financiera importante,  hacia el Partido Libre, posteriormente en Alianza (de tendencia Centro-Izquierda).- Fue el Banco Continental quien financió en las pasadas elecciones del año 2013 al Partido Libre, contra su deuda política y este pagó correctamente, igualmente con

el Partido Liberal de Honduras; quitar esta fuente posible de financiación de cara al escenario del año 2017, era importante para el debilitamiento de dos fuerzas políticas que pueden girar el panorama de control interno ultraconservador  del país con el Partido Nacional. 

 

¿Sería este el propósito, debilitar esa fuente de financiación para LIBRE hoy en Alianza,  de cara al escenario político de las elecciones del año 2017?  

¿Qué existe de trasfondo, en el patio de ensayo norteamericano, como lo es nuestra República de Honduras, con el caso Continental y del ciudadano Rosenthal Hidalgo? 

¿Será que no le perdonan al Grupo Continental y a su Presidente el Ing. Jaime Rosenthal Oliva, la posición crítica consiente con los hechos acontecidos en el año 2009, con el Golpe de Estado al gobierno legítimo de Manuel Zelaya Rosales? 

Todas estas interrogantes deben de ser fríamente vistas, en los sucesos que hemos vivido.

Para adentrarnos al caso concreto del Abogado y Notario Rosenthal Hidalgo y su presentación voluntaria, vale la pena recordar que: La Constitución de la República, fuereformada en su artículo 102, el cual permite la extradición.

Dicha reforma se dio en el Gobierno del Lic. Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), siendo Presidente del Congreso Nacional, el actual Presidente de la República Abogado y Notario Juan Orlando Hernández Alvarado, curiosamente después de un viaje de urgencia a los Estados Unidos, acompañado por la Embajadora Norteamericana de ese momento,

señora Liza Kubisque, ella la que en otro hecho la vimos, prácticamente ordenando en el TSE, como debían resultar las elecciones del año 2013, donde se eligió al hoy acusado deFraude JOH.

 

En su momento señalé: “Que la modificación de este artículo, lejos de buscar una persecución del delito,  propiciaba aún más, el control imperial-político, por parte de los Estados Unidos de Norteamérica hacia nuestro país, el cual podía ser utilizado en su momento de manera antojadiza para sus intereses de control a nuestro país”.

Cabe acotar que incluir un ciudadano en listas negras por parte de los Estados Unidos requiriéndolo en extradición, para aniquilarlo políticamente por ser contrario a sus intereses, es una cosa fácil, al tener ellos el control de todo y si de paso, les abres la puerta con una extradición, sin una regulación estricta como la nuestra, es aún más elcontrol que pueden ejercer sobre nuestra vida política-soberana.

También  apunté: “Que la forma de extradición en Honduras no nos permite una reciprocidad, como debe ser todo Tratado Internacional, por ejemplo sería interesante que pudiéramos como estado soberano, solicitar en extradición, a figuras como Otto Reich, que han instigado en destruir nuestra forma de gobierno democrático, cuando un gobierno se opone a sus intereses y que estuvieran contemplados esos delitos en el Tratado de Extradición.”

 

Imaginemos si un hondureño atenta contra la forma del estado o gobierno norteamericano. ¿Qué le pasaría?

¿Si extraditar les interesaba tanto para prevenir el narcotráfico, como conocedores ellos de todo lo que pasa en el país, por qué no lo hicieron antes?

No se debe dejar de señalar, la vergüenza de la Justicia Hondureña, que nunca ha dado señales, de castigar a ciudadanos de cuello blanco o tener una independencia para impartir justicia, el eterno dolor y pesar del pueblo hondureño.

 

El  articulo precitado 102 Constitucional quedó reformado para extradición de la siguiente manera:

“Ningún hondureño podrá ser expatriado ni entregado por las autoridades a un Estado extranjero. 

Se exceptúan de esta disposición los casos relacionados con delitos de tráfico de estupefacientes en cualquiera de sus tipologías, terrorismo y cualquier otro ilícito de criminalidad organizada y cuando exista Tratado o Convenio de extradición con el país solicitante. En ningún caso se podrá extraditar a un hondureño por delitos políticos y comunes conexos.” 

En el caso del ciudadano Rosenthal Hidalgo, hay que precisar que no fue extraditado, se presentó voluntariamente a los requerimientos de la justicia norteamericana y a la luz de los hechos no le quedaba otra alternativa.

Digo esto, ya que Honduras al ser un estado subyugado, lo entregaría sin investigación judicial objetiva de su caso, el gobierno de JOH, lo hubiera exhibido mediante captura para engrandecer su lema político de “CAIGA QUIEN CAIGA”, una apología contradictoria del gobierno nacionalista, “de que la ley se aplica a mi opositor, mientras yo controlo absolutamente todo”

Una vez presentado ante la justicia norteamericana, se declaró “Culpable” y el comunicado que el Abogado Rosenthal Hidalgo y su Firma de Abogados que emitieron, hizo intuir “FUERZAS IMPERIALES”, la Firma legal dijo en su misiva:

“Yani Rosenthal se declaró culpable de uno de los delitos contenidos en el requerimiento fiscal por haber participado en transacciones monetarias con bienes de procedencia ilegitima tal como se evidencia en los documentos acreditados en el juzgado de Nueva York. 

No existen más cargos criminales en contra de Yani Rosenthal y sus Abogados se preparan para las próximas audiencias, así como para la sentencia programada para octubre.” 

 

El Abogado Rosenthal Hidalgo en su comunicación pública estableció:

Quiero agradecer a Dios, a su familia y a todos ustedes y nunca dejarme solo ante esta prueba emocional y la decisión que he tomado hoy. 

Tomar esta decisión, arrepentirse, y sufrir el justo o injusto castigo, para iniciar la reconstrucción de mi vida y circunstancia, no es una derrota sino una oportunidad que me da Dios para mejorar como persona, padre, esposo, hijo y hondureño.”  

En el análisis particular del delito por el que aceptó responsabilidad, debe aclararse a la opinión pública, que es a la luz de la Legislación y Jurisdicción Norteamericana y es por supuestamente: “Haber participado en transacciones monetarias con bienes de procedencia ilegítima”.

 

Para ahondar sobre la percepción técnica de este delito, expongo una parte y la más importante del artículo escrito por el Jurista AGUSTÍN N. MORELLO, sobre Normativa y Jurisprudencia Estadounidense de Represión del Lavado de Dinero, donde señala lo siguiente: 

“III.d) Participar en transacciones comerciales ordinarias criminalizadas por el conocimiento de su derivación ilegal. (18 USCS § 1957) (26). 

La Sección 1957 reprime al que participa o contrata (o intenta participar o contratar) en una transacción monetaria con un monto superior a los 10.000 dólares, no obstante conocer o a sabiendas que los fondos involucrados en dicha transacción son derivados de una actividad criminal, siempre que dicha actividad haya sido especificada como de relevancia por la legislación anti-lavado. 

Señala Akopyan que esta figura no exige que haya un efectivo cambio o lavado los fondos ni que se tenga una intención específica o siquiera remota de ocultar la actividad ilegal, por lo que podría decirse que potencialmente se criminalizan actos aparentemente inocentes o simples transacciones comerciales. Lo cierto, es que la sección 1957 tiende a ampliar la gama de actos prohibidos superando a los tradicionalmente reconocidos como típicos de 

la actividad de lavado de dinero. Así se ha expuesto jurisprudencialmente (vgr. en EE.UU. v. Allen, EE.UU. v. Wynn o EE.UU. vs. Pizana) (27). 

Por su parte, se pronuncia Bulit Goñi señalando que “la diferencia entre esta sección y la 1956 reside en que la primera se reprime la acción propiamente dicha de lavar dinero, mientras que para ser aprehendido en la segunda norma sólo se requiere la realización de la transacción de bienes producto de un ilícito, sin que sea requerida la intención de promover la actividad ilícita que les da origen, ni necesario conocer el destino de ocultamiento que la operación persigue, ni que se la utiliza para eludir la obligación de informarla ” (28). 

En su génesis la Sección 1957, representó la voluntad del Congreso de disuadir a los ciudadanos de contratar, incluso, en transacciones ordinarias comerciales pero con gente sospechada de la participación en alguna actividad criminal (29). Sin embargo, la ley requiere un conocimiento efectivo cuando especifica literalmente “a sabiendas”, por lo que delinquirá quien contrate en una transacción con conocimiento del origen criminal. De todos modos, hay que señalar que bastará que el acusado sepa que los fondos fueron derivados de algún crimen, y no necesariamente qué crimen específico (30). 

Por ende, en una acusación por un delito de los previstos en esta sección, no se requiere a la acusación que pruebe que el acusado sabía concretamente que la actividad ilegal de origen se encontraba entre las incluidas por la legislación anti-lavado, bastando su conocimiento acerca del antecedente oscuro o clandestino de los fondos involucrados y la superación del monto fijado.” 

De lo expuesto por el Jurista, es de analizar el extremo conflicto técnico-jurídico deabordaje del delito por el cual se declara culpable y que se conjuga con el efecto de su presentación y si fuera el caso de extradición.

Que entre otras cosas,  basta: Que los norteamericanos tengan la percepción que alguien es delincuente o anda en actividades delictivas y que por muy legales fueran al amparo de la legislación hondureña, ellos pueden señalar a cualquiera como participante de un delito que afecta su territorio e intereses.

La arrogancia de la justicia “MADE IN USA” es extrema y el miedo parece que les atrapa,cualquier cosa o sospecha es delito y las mismas pueden hacer perder la objetividad, clarola objetividad se pierde aún más cuando los países como los nuestros son sometidos atoda forma.

Los señalamientos al ciudadano Rosenthal Hidalgo, me hace recordar las famosas listas delDepartamento de Estado Norteamericano,  en especial, a todos los hombres o mujeres que se han opuesto  a sus dictados, que terminan señalados como delincuentes, paraejemplificar; Nelson Mandela es un caso relevante y en la actualidad el Presidente Nicolás

Maduro en Venezuela, por no permitir el manejo del petróleo a los intereses norteamericanos, ha sido declarado narcotraficante.

Es importante preguntarnos:

¿Cuántos hondureños estarán o estaremos en las mismas circunstancias del ciudadano Rosenthal Hidalgo? 

¿Cuántas empresas, bancos, que han recibido capitales del crimen organizado por compras ventas de bienes y servicios u otras transacciones, que terminan en actividades en los Estados Unidos, podrían estar así? 

¿Cuántas otras pasarán por lo mismo? 

¿Aplicarán la  misma fórmula del Banco Continental y del ciudadano Rosenthal Hidalgo o era una excepción de conveniencia política? 

Lo sucedido debe hacernos reflexionar sobre nuestra vida soberana e independiente, yaque en la actualidad el gobierno hondureño, extradita por extraditar, sin valorar los casos concretos, especialmente en la jurisdicción y competencia, con respecto a delitos de otros países, que no existe en el nuestro, sin tratado recíproco.

Estos actos hacen someter al país y sus ciudadanos en incertidumbre jurídica, que solamente puede ser sostenida por el pulso imperial, de un país más fuerte sobre el otro;máxime cuando se han preparado históricamente las condiciones para ser un estado dominado como el nuestro, culpa inexcusable de estos hechos históricos la tienen lospartidos políticos tradicionales y la clase oligarca-política hondureña.

Me pregunto:

¿Si un estado independiente como Alemania, Francia, Cuba, Rusia, hubiesen permitido la extradición  o que uno de sus ciudadanos se entregará, con estas características jurídicas, no legisladas en su territorio, ni amparadas en un tratado de extradición 

ampliamente regulado en reciprocidad? 

¿Cómo hubiese actuado el Juez Norteamericano, si la defensa hubiera alegado que el delito de la legislación estadunidense, no se encuentra legislado en Honduras, ni amparado en tratado de extradición y que los actos cometidos en Honduras en aparente coincidencia con la legislación estadunidense, no se configura delito en el estado hondureño y que por lo tanto, al no haberse cometidos en el estado norteamericano, ellos no podrían arrogarse jurisdicción y competencia, aunque se hubiera hecho negociación con alguien de apariencia delictuosa, sin comprobación? 

¿Hubiese sido independiente ese Juez? 

¿Cómo hubiese quedado la perfecta justicia norteamericana, esa que nos transmite en las películas de Hollywood? 

Eso nunca lo sabremos por el rumbo que tomaron los acontecimientos.

La condena emitida por el Juez, al Abogado Yani Rosenthal Hidalgo, me deja esta percepción: QUE EXISTIÓ UNA FUERZA IMPERIAL QUE LO  DOBLEGÓ POR ESTAR SUBYUGADO EL ESTADO DE HONDURAS.

Por una parte, iba a ser entregado por el gobierno de JOH, si se resistía, exhibiéndolo al máximo nivel, para que su imagen política se engrandeciera como lo he dicho anteriormente, bajo su lema  “CAIGA QUIEN CAIGA”.

Y por otra parte, se sometió voluntariamente a una justicia, que no respeta principios legales, cuando se trata de un país que pisotean como el nuestro, estaba en un jaquemate, en un encierro jurídico, dejándolo sin opción alguna.

El Abog. Rosenthal Hidalgo en su comunicado donde acepta culpabilidad, por si fuera poco expresó: “Declararse culpable y así llegar a un cierre de ese periodo, que es por el dolor y la incertidumbre causada a mi familia y allegados, el más difícil de mi vida.” Como admitiendo “FINALIZÓ ESTO, PORQUE NO TENGO MÁS QUE HACER.”

La sentencia dictada en esta fecha, que casualmente coincide en épocas de “Fraude Electoral en Honduras.

Me hace preguntarme:

¿Si ya estaba calculada esta fecha, como posible escenario  y  tomarlo como un caso de impacto y poder desviar el interés de los ciudadanos hondureños sobre el Fraude Electoral? 

La pregunta que me realizó es porque la opinión pública nacional e internacional y los criterios de los analistas más calificados, coinciden,  en hacer ver a la Embajada Norteamericana en Honduras conjuntamente con la OEA controlada por los EEUU, en estar de acuerdo en reconocer a un Fraudulento Presidente Hondureño, como lo es JOH.

El CASO CONTINENTAL ROSENTHAL HIDALGO, en sí mismo, nos debe hacer reflexionar, sobre el entreguismo y dominio de nuestro país a fueros extranjeros, lo poco capaz de nuestra justicia en abordar estos temas tan complejos, sin preservar la independencia soberana de Honduras.

Y porque no señalar también, a la Academia Jurídica del país, débil y timorata en el análisis jurídico, ya que la UNAH y sus Escuelas de Derecho, así como las Universidades Privadas, pareciera tener vetado, el derecho a cuestionar académicamente y generar opinión consciente en este tipo de temas de transcendencia nacional.

A nosotros los ciudadanos nos inclinan a meditar:

Que vivir en un país, sin las características independientes, podemos a la luz de cualquier  concepción antojadiza norteamericana, terminar en una cárcel foránea o señalados en listas negras, si nos oponemos a sus intereses. 

Carlos Augusto Hernández Alvarado 

Abogado y Notario 

carlosaugusto69@yahoo.com

Continuar leyendo

Políticamente incorrectos Libertad Digital nace para denunciar los abusos, la corrupción y atropellos de los gobiernos de turno en Honduras y América Latina.

Comentarios

Más en Editoriales

Trends

Política

To Top