Seguinos

Hondureñas en desventaja ante la participación política de las elecciones generales

Política

Hondureñas en desventaja ante la participación política de las elecciones generales

Hondureñas en desventaja ante la participación política de las elecciones generales

En Honduras la política partidaria ha estado históricamente dominada por los hombres, una problemática que se sigue sosteniendo a través de la sociedad patriarcal y machista.

Este domingo 28 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones generales en Honduras, una decisión crucial que determinara el futuro político, jurídico y socioeconómico del país durante los próximos cuatro años, periodo que comprende desde 2022 a 2026 y dado el contexto actual es necesario analizar y replantear la participación que han tenido las mujeres dentro de los espacios políticos en el proceso electoral de este año.

Las mujeres hondureñas han experimentado históricamente, la exclusión de diversos espacios de participación política siendo usualmente estos dominados en su mayoría por los hombres. Esta situación sigue vigente en nuestro país aún en pleno siglo XXI.

No obstante algunas mujeres han logrado abrirse paso en la política, contribuyendo a la creación y aprobación de leyes que reivindican sus derechos, como ser la Ley de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres, la Ley de Paridad y Alternancia, la Ley Contra la Violencia Doméstica, entre otras.

Sin embargo, a pesar de que existe una ley que otorga igualdad de oportunidades, la realidad en Honduras es distinta y seguimos viendo una escasez de mujeres en los puestos de toma de decisiones.

Asimismo, la poca legislación existente a favor de las mujeres es insuficiente para solventar la situación actual y los graves problemas que viven día a día, demostrando la necesidad de que haya más mujeres incursionando y tomando los espacios políticos para legislar en favor de los derechos de la mujer.

No obstante, cabe agregar que no todas las mujeres que actualmente participan en la política y que ocupan espacios de toma de decisión, atienden y abogan por resolver las diversas problemáticas que aquejan en el presente, a miles de mujeres hondureñas.

En el pasado, las mujeres hondureñas tuvieron una participación mínima o casi inexistente dentro del ámbito político, ya que antes del año 1955, las mujeres no tenían siquiera el derecho al sufragio. No obstante, es en el año 1980 cuando las mujeres empiezan a lograr una representación en los cargos de elección popular con las diputadas Irma Acosta de Fortín del Partido Nacional y Dilma Quezada de Martínez del Partido Liberal.

Sin embargo, pese a que las mujeres empezaron a participar dentro de la vida política, su presencia siempre se mantuvo escasa y la mayor representación que han logrado tener actualmente ha sido durante el periodo 2014-2018 en donde el congreso nacional estuvo integrado por 33 diputadas frente a 95 diputados.

Por otra parte, Honduras ha experimentado un avance a nivel teórico respecto a la participación de las mujeres en las elecciones de este año, ya que a través del Consejo Nacional Electoral se ha empezado a aplicar estrictamente la ley de paridad y alternancia garantizando una participación del cincuenta por ciento de mujeres y cincuenta por ciento de hombres, tanto en los cargos de dirección de partidos políticos, como en las nóminas de candidatas y candidatos a cargos de elección popular.

Según datos del Instituto Holandés de Democracia Multipartidaria, durante el proceso electoral interno solo 155 mujeres fueron electas de un total de 775 que se presentaron para las primarias, en los partidos con mayor caudal electoral los cuales son el Partido Liberal,  Partido Libertad y Refundación y  el Partido Nacional.

Una situación similar sucedió con las corporaciones municipales en donde solo fueron elegidas 81 mujeres como candidatas a la alcaldía entre las cuales se encuentran 30 candidatas por el Partido Libertad y Refundación, 23 candidatas por el Partido Liberal, y finalmente 28 por el Partido Nacional.

De acuerdo a la presidenta del Foro de Mujeres Políticas, la abogada Doris Gutiérrez, explicó que “los principales obstáculos que se presentan para nosotras las mujeres tienen que ver con la cultura machista arraigada dentro de los espacios de toma de decisión, así como una desventaja grande frente a los hombres que tiene que ver con limitantes económicos, culturales así como la violencia política latente dentro de los partidos, organismos electorales y electorado que en alguna medida no confía en otorgar su voto a candidatas mujeres”.

Asimismo mencionó, “existen distintas formas de violencia hacia las mujeres que participan en política partidaria, dicha violencia se manifiesta en violencia sexual, política, psicológica, por razones de edad e ideológica al expresarse en contra del modelo neoliberal”.

En el caso de la violencia sexual, menciono que ha habido casos de diputadas jóvenes que han experimentado acoso y amenazas, de igual forma manifestó que las mujeres experimentan en algunas ocasiones violencia psicológica al recibir comentarios haciendo burla respecto a su capacidad intelectual así como poniendo en duda las propuestas que presentan.

Otro de los principales obstáculos a los que las mujeres deben hacer frente en la política tiene que ver con la falta de recursos económicos y logística ya que según menciono la abogada Doris Gutiérrez, “nosotras las mujeres no tenemos los capitales económicos que tienen los hombres es una lucha muy desigual, hemos tenido avances pero no los que quisiéramos”.

Asimismo denunció que en este momento “se están sustituyendo a las candidatas que ganaron legalmente por candidatos hombres debido a la falta de recursos económicos, así que desde los mismos partidos se está replicando la discriminación contra las mujeres ya que son ellos quienes hacen las propuestas al consejo nacional electoral”.

Según la psicóloga, directora de teatro y candidata a diputada por Francisco Morazán en el partido libre, Ana Barrientos, la cultura electoral de los hondureños está influenciada por la sociedad patriarcal y mencionó que  “por lo general quienes encabezan los partidos son los hombres debido a la cuestión del coeficiente electoral y aunque legalmente se ha establecido que la paridad sea 50 por ciento y 50 por ciento, es en el momento de ejercer el sufragio lo que ocasiona que al final haya poca participación de las mujeres porque no están siendo elegidas”.

De igual manera agregó que las mujeres usualmente pasan por un bajo perfil ya que quienes continuamente participan en los medios de comunicación son los hombres, una cuestión que también fue señalada por el Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) a través de un análisis sobre la participación de las mujeres en los programas de foros y debates en canales de televisión, los datos recopilados revelaron que entre el 28 de diciembre del año 2020 y el 26 de febrero del año 2021, un total de 655 personas participaron en dichos espacios televisivos, de ese número 529 fueron participaciones de hombres y apenas 126 de mujeres.

Finalmente, aunque haya un incremento y participación de las mujeres en política, esta se ve mermada por la cultura patriarcal y machista que impera en la sociedad hondureña, por lo que cambiar esta realidad es una tarea difícil pero no imposible, para ello es necesario que haya una reeducación y sensibilización sobre los temas de género en todos los ámbitos, para empoderar a las mujeres y lograr la conquista de mayores espacios de participación, solo así se podrá lograr una verdadera paridad.

Por: Evel. C Garcia

Continuar leyendo
Tal vez te interese

Tinta Verde es un proyecto formativo y divulgativo periodístico enfocado en tratar a profundidad la problemática que viven las mujeres de Honduras, y articular herramientas de comunicación para enfrentar la desinformación y manipulación informativa con sesgos machistas y discriminatorios que existe en el país.

Comentarios

Más en Política

Hasta arriba