Seguinos

EUA ya no quiere la reelección de JOH por las implicaciones en el narcotráfico de varios de sus allegados

Política

EUA ya no quiere la reelección de JOH por las implicaciones en el narcotráfico de varios de sus allegados

A juicio del analista político, Raúl Pineda Alvarado, Estados Unidos ya no quiere que el presidente, Juan Hernández, se reelija para otros cuatro años más, luego de las vinculaciones en el narcotráfico de varias personalidades de su cercano circulo, incluyendo a su hermano, Juan Antonio “Tony” Hernández.

Otra de las razones por las que la nación del norte habría variado en su discurso sobre la reelección, es porque ahora Donald Trump tiene otras políticas diferentes a las que impulsó el expresidente Barack Obama, amplío el analista.

Meses atrás, diferentes sectores políticos de Honduras expresaron abiertamente que la reelección tenía el visto bueno de Estados Unidos, quien estaba detrás de la reglamentación que exigió en su momento Hernández al Congreso Nacional.

Pineda Alvarado aclaró que él no puede garantizar que la nación del norte  esté en contra de la relección, “lo que puedo decir es que analistas internacionales, diplomáticos extranjeros radicados en Honduras, opinan que la reelección ya no es vista con tolerancia por el gobierno de los Estados Unidos”, dijo.

No obstante, afirmó que la vinculación de políticos del Partido Nacional en el narcotráfico, genera incertidumbre, dudas y especulaciones, por lo que “algunos dicen que el gobierno de los Estados Unidos ha cambiado en su posición respecto a la reelección, y que expresa esta indisposición al proceso reeleccionista, tomando acciones legales contra algunas personas vinculadas al narcotráfico a manera de enturbiar la reelección del presidente Hernández”.

El analista consideró importante aclarar que el convenio de extradición no fue una iniciativa del gobierno hondureño sino que se aprobó por las presiones de los Estados Unidos. “En esto no hay que perderse, el poder es el poder”, apuntó.

Supuso además que el mandatario hondureño visitó en los últimos días la nación del norte para ser informado sobre algunas acciones que se emprenderán en contra de algunos funcionarios del gobierno pasado y del actual gobierno involucrados en el narcotráfico.

En ese sentido apuntó que talvez la visita haya servido para aclarar algunos malos entendidos, en caso que los hubiese,  o para superarlos y continuar con el proceso de colaboración conjunta entre ambas naciones.

Agregó que no hay que esperar que EE.UU. diga oficialmente que está en contra de la reelección de Hernández, porque sus acciones se basan en el lenguaje diplomático el cual, dijo, es crítico y de señales. “Es un lenguaje donde las comisiones de estrategia y los analistas de la Cancillería y del gobierno interpretan”.

Aclaró que a los Estados Unidos no le preocupa que haya reelección en Honduras, pero si el ejemplo que genera un proceso que de repente no es muy simpático a los ojos del gobierno norteamericano.

“Aquí la reelección es una copia de lo que se hizo en Nicaragua y pudiera darse un proceso igual en Guatemala y en otros países donde a veces la ley lo permite, pero las condiciones políticas no”, añadió.

Sobre quien  podría ser el candidato inducido por los Estados Unidos para que sustituya al presidente Hernández en el marco de las elecciones generales de noviembre próximo, dijo que aún no se puede predecir porque todavía faltan ocho meses que recorrer.

En ese orden, apuntó que las elecciones internas no son una base para poder hacer un  análisis sobre quien podría ser el contendiente de Hernández, máximo cuando se sabe que el proceso del 12 de marzo fue fraudulento en los tres partidos que participaron en dicha contienda.

Políticamente incorrectos Libertad Digital nace para denunciar los abusos, la corrupción y atropellos de los gobiernos de turno en Honduras y América Latina.

Comentarios

Más en Política

Trends

Política

To Top