Seguinos

Penoso el actuar de la Policía Nacional y Militar Hondureña durante el día del trabajador.

Noticias

Penoso el actuar de la Policía Nacional y Militar Hondureña durante el día del trabajador.

Eran cientos de miles de manifestantes de la clase obrera hondureña, quienes se acercaron a la sede del Parlamento hondureño e iniciaron a quemar llantas; ese fue el detonante para que iniciara la represión.


El parque central de Tegucigalpa de la capital era un caos, las personas corrían por doquier para escapar de las bombas lacrimógenas que lanzaban los policías y militares.

La policía no dejó que ni siquiera iniciaran los discursos tradicionales de los líderes de las centrales obreras. Ancianos, mujeres y niños fueron afectados.

Esta es la realidad que se vive a pesar de la publicidad que hacen los medios nacionales al Gobierno de Orlando Hernández, pero la realidad es otra una represión a quienes se oponen a su Administración.

A la protesta asistió el expresidente Manuel Zelaya Rosales, quien desmintió que las personas que lanzaban piedras fuesen miembros del Partido Libre.


Por segundo año consecutivo el Gobierno de Orlando Hernández disipa una movilización obrera con bombas lacrimógenas.

Políticamente incorrectos Libertad Digital nace para denunciar los abusos, la corrupción y atropellos de los gobiernos de turno en Honduras y América Latina.

Comentarios

Más en Noticias

Hasta arriba