Seguinos

López Obrador reitera que no denunciará a Peña Nieto por el caso Odebrecht

México

López Obrador reitera que no denunciará a Peña Nieto por el caso Odebrecht

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó su rechazo a denunciar penalmente a su antecesor Enrique Peña Nieto (2012-2018).


«Nosotros no», respondió tajante el jefe del Ejecutivo en conferencia de prensa, tras la revelación del periódico estadounidense The Wall Street Journal, de que la Fiscalía investiga al expresidente por sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Una periodista planteó a López Obrador si presentaría una denuncia en contra del exmandatario tras la revelación.

«Hemos dicho que solo presentaríamos denuncia contra los expresidentes si los ciudadanos nos lo piden porque pensamos empezar hacia adelante, es mi planteamiento, hablamos de un punto final, de acabar con la corrupción hacia adelante», explicó.

Tras la detención en España, con fines de extradición, de quien fue director de Pemex en la administración anterior, Emilio Lozoya, el diario financiero estadounidense citó el 19 de febrero a «un alto funcionario judicial», quien informó que «agentes de la ley mexicanos están investigando al expresidente Peña Nieto como parte del caso de corrupción de más alto perfil del país en años».


López Obrador afirmó que si los ciudadanos piden en una votación que se denuncie a los presidentes, su postura sería que se juzgue a todos los exmandatarios del «periodo neoliberal».

El jefe de Estado reprochó al exmandatario Carlos Salinas (1988-1994) «porque entregó los bienes de la nación a sus allegados» en procesos de privatizaciones de empresas públicas.

En cuanto a Ernesto Zedillo (1994-2000) señaló que «convirtió las deudas privadas de unos cuantos en deuda púbica (…), estamos pagando esa deuda», en rescate de la banca privada.

Sobre Vicente Fox (2000-2006) considera que debería ser acusado de «traición a la democracia, delito electoral», en las primeras elecciones presidenciales a las que López Obrador se presentó.

El caso de Felipe Calderón (2006-2012) es «por declarar la guerra al narcotráfico, al mismo tiempo que se protegía a uno de los grupos de la delincuencia organizada».

Explicó que no está interesado en una «venganza», y que según la Constitución «no se puede juzgar a los expresidente por delitos de corrupción, solo por traición a la patria».

Aclaró que carece de la información revelada por el diario estadounidense.

«No tengo información que exista esta investigación, como lo sostuvo el Wall Street Journal, no tengo elementos para sostenerlo», respondió.

Confirmó que está en marcha el proceso de extradición el exdirector de Pemex, Lozoya.

Sin embargo agregó que «no hay investigación, que yo a sepa, en contra del expresidente Peña; desde luego la fiscalía es autónoma, significa que no me informan, no tienen por qué [hacerlo], es una institución independiente».

El exdirector de Pemex es investigado por presuntamente negociar 10,5 millones de dólares en sobornos con la constructora Odebrecht, a cambio de contratos de la petrolera estatal.

Políticamente incorrectos Libertad Digital nace para denunciar los abusos, la corrupción y atropellos de los gobiernos de turno en Honduras y América Latina.

Comentarios

Más en México

Hasta arriba