Seguinos

Tony vendió narcohelicóptero a socio y será evidencia en EE.UU. para hundirlo en prisión

Honduras

Tony vendió narcohelicóptero a socio y será evidencia en EE.UU. para hundirlo en prisión

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Una serie de evidencias como un helicóptero, un avión y una narcolibreta que conectan al exparlamentario nacionalista Juan Antonio Tony Hernández con los cárteles de la droga serán presentados en el juicio que se realizará el próximo 2 de octubre en un tribunal federal de Nueva York.

Un nuevo elemento que será ventilado en los debates que presidirá el juez Kevin Castel es que el helicóptero que utilizó Tony fue vendido a Nery López o Magdaleno, en una fecha no precisada, y este extremo confirmará una de las conexiones que mantuvo el hermano del actual titular del Ejecutivo Juan Orlando Hernández con el narcotráfico por muchos años.

El hecho de haber vendido el aparato a López Sanabria se suma a la narcolibreta que le fue hallada al sospechoso en un falso compartimiento el año anterior; los datos que contiene el documento -al que accedió Radio Globo y ConfidencialHN– elevaron las sospechas de la DEA contra Hernández ya que fue una figura esencial para la movilización de cientos de toneladas de estupefacientes que llegaron a la nación del norte y, como pago, ingresaron multimillonarias sumas de dinero, y uno de sus destinos fue Versace, o sea, el inquilino del palacio José Cecilio del Valle.

SORAYA EN LA MIRA DE EE.UU. Esa investigación que será ventilada en el venidero juicio alcanza a la jefa de la Unidad Antinarcóticos del Ministerio Público, Soraya Cálix (pariente de Mario José Cubeta Cálix), quien tuvo acceso al documento que le decomisaron a López Sanabria y prefirió ocultarla de cualquier investigación que apunte a la sede del Ejecutivo y a los hermanos Hernández Alvarado. Una investigación de ambos medios indica que Cálix obstruyó la investigación y archivó el cuadernillo, al saber que estos datos coincidieron con los vaciados telefónicos que contiene toda la información relacionada el operador de los Valle Valle, Tony y sus socios en el movimiento de toneladas de cocaína rumbo a la nación del norte.

La funcionaria antidroga accedió a la caleta del detenido donde se hallaron armas y joyas junto a los apuntes que comprometen a los Hernández, ya que está especificado el pago de comisiones, las personas que participaron en el transporte de dinero por mover cocaína, pero prefirió hacer la vista gorda y enviar el caso a secretividad para evitar la filtración de datos que podrían colocarla como una persona de interés para el Departamento de Justicia de EE.UU.

Según consta en una de las copias que obtuvieron los dos medios, a Tony se le pagó un millón de dólares por concepto de «comisión» y su hermano llegó a recibir hasta más de dos millones de dólares. Asimismo, se confirma que de un total de 25 relojes Rolex que fueron decomisados en el operativo, alrededor de 20 desaparecieron de la cadena de custodia y nadie sabe cuál fue el paradero de esos accesorios.

La libreta de apuntes, filtrada por un agente de la DEA, es el mismo que tiene en sus manos la responsable de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), pero que se ha resistido a emprender acciones contra los miembros de la célula criminal cuyos tentáculos alcanzaron el poder político hondureño. El funcionario estadounidense explicó que, en efecto, Versace fue el código que recibió Casa Presidencial (Juan Orlando Hernández) para hacerle llegar mucho dinero a cambio de silencio y facilidades para poder trasegar estupefacientes sin ser molestados.

En el caso de la narcolibreta y el helicóptero, fuentes de extrema confianza aseguraron a ambos medios que la fiscalía neoyorquina cuenta con testigos estrella, quienes explicarán cómo Tony fue una figura central en el proceso para el traslado de cientos de toneladas de cocaína hacia EE.UU., las fuertes sumas de dinero que recibió y que automáticamente lo conecta con su hermano y las trenzadas redes criminales que operaron en la conspiración que fue fraguada con precisión quirúrgica.

Los negocios que realizó el excongresista con la organización dirigida por los hermanos Luis y Arnulfo Valle Valle le dejaron tanto a él como a sus otros cómplices enormes ganancias que fueron lavadas para aparentar legitimidad en su origen. Sobre el tema, se consigna en una de las hojas que fueron proporcionados a los equipos de investigación, que hubo una entrega de alrededor de cinco millones 733 mil 750 dólares, fueron distribuidos entre personas con código Meyer, Paraveo, Mecánico, Media, Chipi y otros que están siendo investigados.

Cada kilo fue vendido a otras agrupaciones en 11 mil dólares, según hizo constar en los apuntes por lo que las agencias norteamericanas lograron incluso determinar cómo se conformaron y operaron los corredores de la droga en Honduras. En uno de los manuscritos se consigna que Tony sí fue uno de los mayores transportistas y comisionistas ya que trasegaba hasta más de 700 kilogramos de cocaína. Aunque las evidencias en su contra son muy pesadas, ha tratado de desmentirlas al asegurar a los agentes de la DEA que jamás tuvo relación con narcomafias.

EL NARCOAVIÓN. También se prevé en esta etapa el fiscal federal Geoffrey Berman presente otras evidencias que provocarían una larga estadía en prisión del excongresista, como la entrega de la aeronave con matrícula mexicana XA-LUN -traída a Honduras por dos pilotos de México, quienes fueron arrestados y liberados en fecha posterior por órdenes superiores-, iba dirigido al hermano de Hernández como un estímulo a su contribución para que cientos de toneladas de cocaína fueran enviadas a EE.UU.

Cabe recordar que en la investigación se pudo confirmar que el aeroplano se encuentra bajo custodia en la base aérea Armando Escalón de San Pedro Sula y las investigaciones siguen estancadas sobre la captura y liberación de los tripulantes del jet, entre los que se encuentra Jeffry Darío Guzmán Tovar, quien fue extraditado por su colaboración activa con los cárteles.

Los investigadores de Radio Globo y ConfidencialHN pudieron confirmar que jamás se abrió un expediente para dejar constancia de la confiscación del aparato, cuando las normas ya ordenan de que tiene que crearse un proceso legal para efectos de constancia y verificar si los involucrados son culpables o inocentes de los hechos que se imputan.

Tanto el fiscal general Óscar Chinchilla, como Cálix tuvieron total y amplio conocimiento de la inmovilización del avión de matrícula mexicana, la captura y posterior libertad de los pilotos, quienes se fueron para su país y jamás se les dio seguimiento o, en su defecto, coordinar acciones con el Ministerio Público mexicano para perseguirlos penalmente.

Este bimotor tendría como destino la familia Hernández Alvarado-García Carías y su uso sería estrictamente personal, hasta que un grupo de personas comprometidas con la ley impidieron que ese anhelo se hiciera realidad. El lujoso avión, según datos del fabricante, es un British Aerospace 125-700B, con número de serie, 257127, registrado a nombre de JY Hermanos SA, que estuvo matriculado en Inglaterra, Dinamarca, Suiza, EE.UU. y México, antes de ser decomisado y confinado en uno de los hangares de la Fuerza Aérea Hondureña.

OTROS PERSEGUIDOS. Los relatos que proporcionarán los testigos reafirmarán las investigaciones de los dos medios, en el sentido de cómo la cúpula gobernante dio un cheque en blanco a las organizaciones criminales para operar a sus anchas en Honduras, a cambio de protección, dinero y muchas prebendas y lujos que suele entregar el narcotráfico.

Además, demostrará que la institucionalidad fue cooptada por Hernández y sus operadores claves, cuyos nombres están en manos de un tribunal federal norteamericano y son considerados como coconspiradores.

Todo apunta a que el jefe del régimen y demás coconspiradores podrían ser pedidos en el futuro por la justicia de EE.UU. aunque habrán muchas trabas que van desde una rotunda negativa del Poder Judicial hondureño hasta prohibiciones expresas en acuerdos diplomáticos internacionales para que se les someta al proceso y se les compruebe o se les desestime la acusación.

No obstante, el gobernante contrató los servicios de la firma legal británica Mishcon de Reya para bloquear cualquier pedido de extradición que solicitará el tribunal federal neoyorquino en su momento y huir hacia un país que no tenga convenios de extradición con Washington. Por tanto, no resulta extraño que ha ido construyendo una salida que le permitiría situarse en un tercer país seguro para no afrontar un juicio y su inminente condena a muchos años de prisión por sus vínculos con el narcotráfico y delincuencia organizada.

Políticamente incorrectos Libertad Digital nace para denunciar los abusos, la corrupción y atropellos de los gobiernos de turno en Honduras y América Latina.

Comentarios

Más en Honduras

Trends

Política

To Top