Seguinos

 Los hombres más ricos de América Central y por qué es tan difícil saber a cuánto ascienden sus fortunas. 

Honduras

 Los hombres más ricos de América Central y por qué es tan difícil saber a cuánto ascienden sus fortunas. 

Cuando el periodista estadounidense Blake Schmidt se sumó al llamado “Equipo de los Billonarios” de la agencia Bloomberg, su primera misión fue tratar de identificar a los centroamericanos con fortunas superiores a los US$ 1.000 millones (a billion, en inglés).

No fue -ni es- una tarea fácil.

Y no necesariamente por la falta de grandes fortunas en una región con poco más de 46 millones de habitantes pero un PIB per cápita apenas superior a los US$6.300 anuales (menos de la mitad del de Chile y una undécima parte del de EE.UU.)

“Yo diría que Centroamérica es uno de los lugares más difíciles para hacer ese tipo de trabajo, porque no hay mucha transparencia”, explica Schmidt, quien ahora coordina el equipo que alimenta el Billionaires Index de Bloomberg (su lista de las personas más ricas del mundo) desde el continente asiático.

“En otros países hay una estructura y procesos de gobernanza corporativa que facilitan la tarea: hay reglas que las empresas tienen que seguir para mantenerse listadas en bolsa, e incluso de las empresas privadas que no están en bolsa es posible encontrar al menos los datos más básicos, como ingresos y utilidades”, detalla.

“Pero en Centroamérica no es necesariamente el caso”, le dice a BBC Mundo. 

Kerry Dolan, de la revista Forbes, también destaca el hecho de que muchas de las principales fortunas centroamericanas “son propiedad de familias multigeneracionales o extendidas”.

Y estas no son consideradas para la lista de The World’s Billionaires de Forbes ni el índice de Bloomberg, los dos principales registros de las grandes fortunas individuales del planeta.

“Como parte de nuestro trabajo hemos investigado varias fortunas en Centroamérica”, le dijo Dolan a BBC Mundo.
Durante su tiempo en la región, sin embargo, Schmidt sí logró identificar y entrevistar a otros potentados con fortunas personales superiores a los US$1.000 millones.

En una larga entrevista con BBC Mundo, compartió sus hallazgos en los diferentes países del istmo.

HONDURAS

Pese a que el hondureño Camilo Atala Faraj es un ejemplo de fortuna familiar, en este caso consolidada en el Grupo Financiero Ficohsa, para Schmidt hay un argumento para individualizar su figura: es el mayor y más activo de los miembros de esta familia de origen árabe, una de las más ricas de este país centroamericano.

El hondureño entró en el radar del Billionaires Index de Bloomberg en 2015 gracias a la compra de parte de los activos de Citigroup Inc. en Nicaragua, una importante adición a las operaciones hondureñas del mismo banco estadounidense adquiridas el año anterior, que según los cálculos del equipo de Schmidt, lo convirtieron en el banquero más rico de Centroamérica, con una fortuna estimada en US$1.400 millones.
Como también ha sucedido con otros milmillonarios centroamericanos, las dificultades para acceder a la información que necesitaban para actualizar sus datos eventualmente hicieron que Bloomberg decidiera dejar de darle seguimiento a su fortuna.

Pero, como admite el mismo Schmidt, no hay nada que sugiera que Atala ha dejado de ser milmillonario, pues la investigación de Bloomberg es bastante reciente.

El reporte indica que los intereses económicos de Atala -quien actualmente se desempeña como presidente del Consejo Empresarial de América Latina, CEAL- van desde Guatemala hasta Panamá, y también incluyen empresas inmobiliarias y cadenas de supermercados.

El periodista de Bloomberg destaca “la ayuda externa” que el banco recibió en la forma de una inversión de US$70 millones de la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial en 2011.

Y en Honduras muchos apuntan como un factor clave la influencia política del banquero, quien fue ministro de Inversiones entre 2002 y 2006 y a quien muchos acusan de haber apoyado el golpe de Estado en contra de Manuel Zelaya.

Schmidt recuerda con particular detalle la cercanía entre empresarios y políticos en un evento de Tela (un balneario de la costa Caribe de Honduras) donde se reencontró con el banquero hondureño, a quien había conocido en Tegucigalpa.

“Por un momento sentí que había entrado en el club de los empresarios de Honduras: todos vistiendo guayabera, muchos fumando puros y bebiendo ron mientras platicaban sobre política y negocios con otros grandes empresarios y políticos de Centroamérica, pues todos son muy cercanos”, cuenta.

Una particularidad de Honduras es que en ese club destacan numerosas familias llegadas desde los países árabes a partir de la década de 1940 -los Rosenthal, Facussé, Canahuati Larach, Nasser y Kafie, entre otros- dueñas todas de negocios multimillonarios.

Aunque la principal competencia de Atala para el título de hombre más rico de Honduras muy probablemente sea Mohamad Yusuf Amdani Bai, nacido en Pakistán pero nacionalizado hondureño, y presidente del Grupo Karim’s -un conglomerado internacional con intereses en el sector textil, bienes raíces y turismo.
http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-41085699 

Isabel Valdez

Comentarios

Más en Honduras

Hasta arriba