Seguinos

Honduras y sus pocas esperanzas de ser salvada.

¡COMPARTE!

Honduras y sus pocas esperanzas de ser salvada.

Durante los últimos 10 años, Honduras ha vivido muchos golpes políticos y sociales que cada vez lo sumergen en un abismo que a lo lejos lo podemos ver como una destrucción inminente para nuestro país.

El 28 de Junio del 2009, la sociedad vivió un atroz Golpe de Estado contra el presidente Jose Manuel Zelaya Rosales.

El denominado “Golpe”, causó un retroceso económico – Social, que 10 años después todavía se sienten las secuelas de este acto de cobardía.

Los gobiernos que han marcado su paso luego del Golpe de Estado han ido dejando una huella imperdonable de corrupción y robos, que ha causado que el Hondureño viva día a día con un rencor que lejos de sanar se alimenta y crece con más fuerza.

Cada decisión errónea que nuestros ‘gobernantes’ han ido tomando, no solo destruyen el país, también matan lentamente al pobre que al final es el que soporta de lleno la escalada de hambre y pobreza que se le presenta.

Al Hondureño le han quitado cualquier esperanza de poder decidir lo que quiere para su futuro, ya que con el transcurso del tiempo las instituciones que fueron creadas para protegerlos se han vuelto en su contra para pisotear sus pocos derechos que aún les quedan.

La delincuencia ha incrementado de una manera inimaginable en los últimos años.

No queda mucho para el Hondureño, eso se pudo confirmar en las elecciones del 2017, cuando descaradamente se le quitó la satisfacción de elegir con su sagrado voto la opción de escoger la persona que rescatará el país.

El Hondureño no tiene nada que perder, se ha volcado en una insurrección más que política, una insurrección de gracia, que con el último suspiro de vida que tiene lucha para salir del abismo en el cual cae sin detenerse.

No son palabras inventadas, organismos internacionales alzan su voz denunciando el constante crecimiento de la pobreza y violencia en la sociedad.

“Solo la educación de calidad y el fin de la violencia traerá mejores oportunidades para los niños”, declaró Henrietta Fore, directora de UNICEF con respecto a la situación que vive el país en la cual los niños son los más vulnerables.

Los índices de pobreza se ven lejos de reducir conforme pasa el tiempo.

Según cifras de UNICEF, el país se mantiene en un índice de pobreza extrema de un 45%, un dato extremadamente preocupante para un país con una población de más de 8 millones de habitantes.

Queda claro que el país tiene pocas posibilidades de ser rescatado, pero el tiempo es el mejor aliado del Hondureño que no deja de soñar en vivir en un mejor país.

Opinión Pública – 2019 (USAP)

Comentarios

Más en ¡COMPARTE!

Trends

Política

To Top