Seguinos

Ciclista alemán realizaba recorrido internacional hasta que le robaron su bicicleta en Honduras

Editoriales

Ciclista alemán realizaba recorrido internacional hasta que le robaron su bicicleta en Honduras

Ciclista alemán realizaba recorrido internacional hasta que le robaron su bicicleta en Honduras

Por: David Fajardo

El ciclista de origen alemán dijo que dará una recompensa de 5 mil lempiras, por información de la bicicleta. El hombre es identificado cómo Lukas Schallreuter de 25 años, quien viaja desde Colombia a México. El europeo solicitó que cualquier información sobre su bicicleta sea brindada al número de celular: 9391-7461.

Los robos en el país no son más que el resultado de la acumulación de riquezas de las clases dominantes sobre las clases dominadas, Honduras es el país más desigual de América, con los índices más elevados de pobreza extrema y mendicidad. Si bien es cierto que la delincuencia no se justifica, pero la realidad económica del país puede ser la clave para entender este fenómeno tan generalizado.

La historia de Honduras está trazada por pactos entre la oligarquía, el imperio y los gobiernos de turno como método para instaurar los diferentes enclaves en el país, desde el enclave minero (Con el imperio Español), posterior el bananero (Con el imperio norteamericano) y actualmente el maquilero (Como resultado de la condición colonial histórica que sufre Latinoamérica), estos enclaves que sientan sus bases en la precarización laboral, la explotación de la fuerza de trabajo de la clase trabajadora con el único fin de generar riquezas para un pequeño grupo de explotadores que por su condición social son incapaces de tener una visión colectiva de país, sino, una visión de la vida y del trabajo que gira entorno únicamente de sus bolsillos.

En este contexto es posible acotar que la delincuencia generalizada en el país no es producto únicamente de decisiones individuales como lo tratan de hacer ver los intelectuales del imperio, aseverando que es una decisión entre buenos o malos o meramente de voluntad, la historia como ciencia apunta que la precaria y degradante situación del país es el resultado de las condiciones precarias en las que crecen las nuevas generaciones de hondureños, en medio de una privatización acelerada de la educación, la normalización del trabajo infantil, la generalización del consumo de estupefacientes (Narc0tráfic0 como política de Estado), entre otras causales.

El robo mediatizado de esta bicicleta solo deja en entrever los resultados pavorosos del colonialismo, del supuesto desarrollo que trae la inversión extrajera, desarrollo tan promovido por los medios de comunicación corporativos, esta situación real que sufre el país es lo que día a día intentan ocultar las distintas Oenegés y sus afamados y en algunos casos hasta venerados «Agentes de cambio» que operan en el país con su tan cuestionado financiamiento.

Por último, como medio de comunicación invitamos a nuestros lectores a reflexionar sobre la situación del país y de cara a las elecciones generales, cual es la fuerza política que se plantea construir una realidad nueva y que fuerzas proponen solo reformar (Por encimita) Honduras y su Estado (Instrumento de las clases dominantes para legitimar su apropiación del trabajo ajeno).

Fotografía Cortesía: HRN

Más en Editoriales

Hasta arriba