Seguinos

Canciller Lisandro Rosales insulta al depto. de Cortés

Editoriales

Canciller Lisandro Rosales insulta al depto. de Cortés

¿Quién es el verdadero culpable del crecimiento de la pandemia COVID-19 en el Departamento Cortés?


Por: José Luis Herrera, sociólogo.

Recientemente, el Canciller y Comisionado Especial para atender la emergencia por el COVID-19, Lisandro Rosales, en cadena nacional culpó a la población del Departamento de Cortés por el aumento de casos de la pandemia COVID-19. A la fecha en Cortés los contagiados ascienden a 265, de los cuales 174 son en San Pedro Sula, según Observatorio de la USAP. El Comisionado catalogó de “irresponsables” a los pobladores del Departamento de Cortés, argumentando que no han guardado las medidas preventivas dictadas por el Gobierno. En pleno jueves santo, 4 de abril de 2019, se lavan las manos como Pilatos, huyendo de la responsabilidad que les corresponde como Gobierno.

Mientras iniciaba la cuarentena un 16 de marzo en el Valle de Sula, los call centers ubicados en las torres de Altia y maquilas como Gildan (con más de 10,000 empleados, en la circular de la empresa adjuntada es apreciable) se mantenían laborando, obligando a sus empleados a trabajar sin alguna medida de bioseguridad. La irresponsabilidad del Gobierno y empresarios, ambos coprófagos, deja resultados lamentables para la población de Cortés.

La determinación de no cerrar estos centros urbanos inmediatamente se relaciona con no afectar los intereses económicos de las empresas transnacionales y la Burguesía hondureña, sin importar que esto tuviese repercusiones terribles para la población del Valle de Sula. La única forma de que el virus llegase a los obreros y pobladores sería a través de los ejecutivos, burgueses y millonarios dueños de las grandes empresas… y así fue como llegó. Por sí no lo creen, podemos recordar a unos de los primeros contagiados, que fue un alto ejecutivo de Alorica (call center de capital estadounidense) de origen Taiwanés procedente de la ciudad de Nueva York. Él taiwanés estuvo en contacto con diversos empleados de la compañía, se fotografió con varios de ellos, y luego se reportó como contagiado, falleciendo el pasado 1 de abril.


Para este momento era fundamental el cierre total de centros de trabajo, sin embargo, las maquilas y diversas empresas seguían operando en completa normalidad. Así mismo los aeropuertos se mantenían abiertos recibiendo compatriotas repatriados y deportados de distintas partes del mundo, muchos de ellos escapando de la cuarentena, dejando en evidencia los controles migratorios y epidémicos del Gobierno hondureño. El aeropuerto Ramón Villeda Morales es el principal del país, con vuelos a Estados Unidos, y Europa, entre otras líneas, que son los lugares más afectados por la pandemia. En ese período de tiempo que estuvo funcionando pudo aterrizar gente contagiada y ahorita estamos observando las consecuencias de no cerrarlo a tiempo.

Sin embargo, el Gobierno determinó que a partir del viernes 3 abril (último día permitido para circular según terminación de cédula) estaría restringido de manera total la libre circulación de la población del Valle de Sula, incluso para abastecerse de comida, dejando así imposibilitada a las familias en la preparación para un encierro total.

Sí el pueblo no sale a buscar comida, ¿quién se la va a llevar a la puerta de la casa? La gente ha salido por cientos miles a buscar comida. Una, porque el control del último dígito de la tarjeta de identidad fue un error, al viernes se le asignaron 4 dígitos. Total desfachatez. Es uno de los tantos errores de las políticas del gobierno para enfrentar la pandemia. En segundo lugar, la economía de las familias hondureñas no ajusta para ahorrar, menos para almacenar comida para estar 15 días encerrados.

Es importante que se deduzcan responsabilidades civiles y penales a los empresarios que en su afán de lucro pusieron en riesgo la salud pública de las y los hondureños. Finalmente, estas son algunas de las preguntas que dejo a la reflexión: ¿Realmente la población tolerará morir de hambre en sus casas?¿Cuál será el papel que jugará el Gobierno en la crisis del hambre que ya se vive en la región, apoyará a la Empresa privada o al Trabajador (a) ? ¿Nos quedaremos de brazos cruzados?

Comentarios

Más en Editoriales

Hasta arriba