Seguinos

Manchester City se repuso de una desventaja de dos goles y en cinco minutos logró darle la vuelta

Deportes

Manchester City se repuso de una desventaja de dos goles y en cinco minutos logró darle la vuelta

Manchester City se repuso de una desventaja de dos goles y en cinco minutos logró darle la vuelta

Manchester City es campeón con sufrimiento tras vencer a Aston Villa a tan sólo 1 punto de diferencia con el Liverpool.

En tanto, el Liverpool, pese a derrotar por 3-1 al Wolverhampton debió conformarse con el subcampeonato de la Liga de Inglaterra.

Los Citizens sufrieron de más y tuvieron en verdadero riesgo el título después de que el Aston Villa se pusiera al frente en el marcador por 2-0, gracias a los tantos de Matty Cash al 37′ y Philippe Coutinho al 69′.

Con este resultado parcial y el 1-1 que se estaba dando en Anfield, el City de Pep Guardiola apenas se mantenía en la primera posición por su diferencia de goles.

Sin embargo, el Manchester City tuvo una milagrosa reacción y en sólo 5 minutos le dio la vuelta al marcador con un doblete de İlkay Gündoğan y otro tanto de Rodri.

Poco después, los Reds marcaron un par de tantos en el duelo ante los Wolves y sellaron un triunfo por 3-1, pero ya no dependían de ellos y la única forma de ganar el título era que los Villanos le empataran a los Citizens en los minutos finales, situación que no sucedió.

Manchester City llegó a 93 puntos y amarró su octavo campeonato en la Premier League, mientras que el Liverpool se estancó en 92 unidades para conformarse con el subcameponato de la Liga inglesa.

Ahora los Reds se enforcarán de lleno en la Final de la Champions League ante el Real Madrid, el próximo sábado 28 de mayo.

LIVERPOOL VENCIÓ A LOS WOLVES, PERO FUE INSUFICIENTE PARA GANAR TÍTULO

Liverpool rozó la gloria de conquistar la Premier League y soñó durante muchos minutos con la sorpresa, pero la victoria del Manchester City contra el Aston Villa convirtió en intrascendente el triunfo por 3-1 contra el Wolverhampton.

Los de Jürgen Klopp se llevaron el palo de encajar un gol tras un error grave de Ibrahima Konaté, que se comió un saque de puerta en largo del Wolves y permitió que Raúl Jiménez entrara solo en el área. El mexicano conectó por abajo con Pedro Neto y éste puso 0-1 arriba al Wolves en Anfield.

No tardó en llegar el empate de Sadio Mané, que definió muy bien delante del portero del Wolves tras un taconazo de Thiago Alcántara, pero luego se enredó el partido.

El 2-1 llegó ya con el City ganando al Aston Villa, por lo que la celebración en Anfield fue comedida, al menos entre los aficionados, que sabían lo que ocurría en Mánchester. Con las defensas del Wolves caídas, Andy Robertson remató el encuentro, puso el 3-1 y emplaza al Liverpool a sentenciar la temporada el próximo sábado contra el Real Madrid en la final de la Liga de Campeones.

Cortesía: TUDN
Fotografía: Crónometro

Más en Deportes

Hasta arriba