Seguinos

Manchester City es señalado por la muerte de un canterano: El rotundo cambio que habrá en su filial

Deportes

Manchester City es señalado por la muerte de un canterano: El rotundo cambio que habrá en su filial

Manchester City es señalado por la muerte de un canterano: El rotundo cambio que habrá en su filial

Jeremy Wisten se quitó la vida en 2020 al ver fracasar su carrera deportiva en el Manchester City. El jugador, después de una dura lesión que le iba a dejar fuera de los campos durante meses, recibió la noticia de que no tenía hueco en el filial del equipo británico. Poco después se conoció que con solo 17 años se había quitado la vida. El Manchester City confirmó la noticia y más de un año después plantean cambiar su modelo de cantera para evitar este tipo de casos.

El Manchester City quedaba en shock. Los que habían sido compañeros de Wisten suspendieron su entrenamiento ante la conmoción de lo sucedido. Nombres del primer equipo como Sterling enviaron sus condolencias. Y las redes se movilizaron para recaudar dinero con el objetivo de que la familia pudiera darle al joven la mejor despedida posible. Sin embargo, por encima de todo tipo de reacciones, quedaba la gravedad de que un adolescente se hubiera quitado la vida por no cumplir unas metas deportivas muchas veces idealizadas.

Hay estudios que señalan que solo el 1% de los jugadores que ingresa en una cantera con menos de diez años llegan al primer equipo. Y Wisten pudo no estar preparado para vivir esa realidad. Por ello, el Manchester City ya ha confirmado que pretende cambiar su modelo de filial para que situaciones como esta no vuelvan a repetirse en un futuro donde la salud mental está cada vez más presente en el deporte.

La versión de la familia

Desde un primer momento, y dadas las circunstancias del fallecimiento del joven, se barajó la opción de un suicidio. Una conclusión que han respaldado los forenses y que dejan su salida del Manchester City como una de las opciones posibles que empujaron al jugador a este fatal desenlace. Su padre, sin embargo, ha asegurado en sus declaraciones ante las autoridades que su hijo no había dejado ningún rastro posible para advertir de que pensaba en quitarse la vida.

Jeremy Wisten se incorporó a la cantera del City en 2013. Cinco años después, en un momento clave para convertirse en juvenil y con aspiraciones de contar con minutos en el primer equipo, una lesión de cinco meses le apartó del equipo. Poco después, el Manchester City decidió prescindir de sus servicios. Ahí comenzó el calvario.

El entorno del jugador ha asegurado que Wisten se sintió solo y que el City no cumplió su palabra. Y es que en un primer momento la intención era trasladar un vídeo del canterano a otras entidades para que se interesasen en su fichaje. Una promoción en busca de su futuro que no se acabó produciendo. «Es un caso en el que el City debería haber hecho más, sé que han hecho más por otros», ha recalcado su padre.

La frase más contundente, como recogen medios británicos, ha sido en la que el padre de Wisten ha desvelado que Jeremy no se sintió apoyado por los del Etihad. «Él personalmente no creía que estuviera recibiendo el apoyo adecuado en el Manchester City para encontrar un nuevo club». Unas palabras que ya se venían rumoreando en los últimos meses y que han llevado al City a replantearse la gestión de su cantera.

El City toma medidas

El club inglés, lejos de dejar el caso como un borrón en su historial, ha adelantado que está aplicando modificaciones en su forma de trabajar con los más jóvenes. Todo a pesat de que no vieron a Wiston tomarse negativamente su no continuidad en el equipo. Jason Wilcox, responsable de cantera, ha reconocido que vio al jugador «muy tranquilo» y sin demasiadas emociones «en ese momento» en el que se le indicó que su estancia había acabado. Además, ha descartado que tuviera algo que ver con la lesión de larga duración que vivía.

«Todos los chicos reaccionan de forma diferente cuando se les da la noticia», ha espetado Wilcox, que llegó a pasar «noches de insomnio» al conocer el suicidio del canterano. «En ese momento sienten que su carrera ha terminado, y ciertamente no es así. Es el comienzo de un nuevo camino para ellos».

El Manchester City, después de un año, tiene preparado un cambio en su arquitectura del filial. El club ha creado una especie de encuestas para conocer las sensaciones de los jugadores que salen del filial. Y, además, también se ha facilitado una especie de buzón para que los padres de los más jóvenes puedan comunicarse con la entidad de forma más directa.

Lo que es un hecho es que, ante el crecimiento de un sector cada vez más expuesto a la presión y a la necesidad de triunfar, el control de la salud mental de los más jóvenes debe aumentar por parte de los propios equipos. Jeremy Wisten y su tragedia, por el momento, ya han hecho que el City revise su trabajo entre los nuevos talentos.

Comentarios

Más en Deportes

Hasta arriba