Seguinos

Trump despide a John Kelly, militar aliado de JOH

Política

Trump despide a John Kelly, militar aliado de JOH

El “amigo de Honduras” (Kelly), como lo suele llamar JOH, mintió al Congreso estadounidense en marzo de 2015, al asegurar que la situación de derechos humanos en Honduras había mejorado.

“John Kelly se irá a fin de año”, dijo Donald Trump a periodistas en la Casa Blanca, y agregó que el nombre de su sucesor se anunciará en los próximos días. Trump describió a Kelly como “un gran tipo” y adelantó que anunciará al sucesor de su jefe de gabinete en los próximos dos días.

Como líder del Comando Sur del ejército de los Estados Unidos, Kelly, dijo al Congreso en su testimonio de 2015 que el gobierno hondureño estaba trabajando arduamente, en asociación con los Estados Unidos, para combatir el narcotráfico y proteger a sus ciudadanos de la violencia.

“Organizaciones de Derechos Humanos me han reconocido que Honduras está progresando realmente”, declaró.

Kelly no dijo qué organizaciones le habían dicho eso. De hecho, las organizaciones clave qué vigilan el respeto a los derechos humanos en Honduras decían todo lo contrario.

Semanas antes de su testimonio, la organización internacional sin fines de lucro Human Rights Watch informó que Honduras continuaba sufriendo “crímenes desenfrenados e impunidad por los abusos de los derechos humanos” y que los esfuerzos para reformar la policía y los militares del país “habían progresado poco”.

Kelly elogió ante el Congreso a los funcionarios políticos y de seguridad de Honduras por avanzar en la lucha contra la corrupción y proteger los derechos humanos, incluso cuando los informes del gobierno de los Estados Unidos continuaron vinculando a las fuerzas de seguridad del país con los asesinatos y la corrupción.

Hoy en día, los abusos a los derechos humanos y la corrupción gubernamental siguen siendo una preocupación importante en Honduras, a pesar de los millones de dólares en ayuda de los Estados Unidos y las promesas de Kelly y otros funcionarios estadounidenses de que estaban ayudando al país a erradicar la mala conducta dentro de sus fuerzas de seguridad. El país sigue siendo un centro de tránsito ocupado para el movimiento de cocaína a los Estados Unidos y su tasa de homicidios aún lo convierte en uno de los países más mortíferos del mundo.

James Nealon, ex embajador de los Estados Unidos en Honduras considera a Kelly un amigo, dijo que el general no tenía más remedio que trabajar con “personas imperfectas e instituciones imperfectas”.

De finales de 2012 a principios de 2016, Kelly estableció vínculos estrechos con los militares y jefes de seguridad hondureños, incluso cuando funcionarios en otros lugares de la administración de Obama expresaron en su momento preocupación sobre los vínculos entre el narcotráfico y los funcionarios de alto rango en el gobierno hondureño, prueba de ello es el arresto en Miami de Tony Hernández hermano del actual presidente de Honduras Juan Orlando Hernández quien es acusado por EEUU de conspirar para la importación de cocaina a tierras estadounidenses.

“El apoyo de Kelly al gobierno hondureño fue bastante incondicional”, dijo Mark Ungar, científico político de Brooklyn College y experto en reforma policial.

En enero de 2016, cuando Kelly se retiró de la Infantería de Marina y terminó su mandato como comandante en SOUTHCOM, Honduras siguió siendo el centro del flujo de drogas de América Latina a los Estados Unidos.

Políticamente incorrectos Libertad Digital nace para denunciar los abusos, la corrupción y atropellos de los gobiernos de turno en Honduras y América Latina.

Comentarios

Más en Política

To Top