Seguinos

Régimen de Honduras cumple un año de fraude que matemáticos siguen declarando estadísticamente imposible

Política

Régimen de Honduras cumple un año de fraude que matemáticos siguen declarando estadísticamente imposible

Juan Orlando Hernández cumplió este domingo su primer año como presidente reelegido de Honduras entre las protestas de un sector de la oposición que exige su salida del poder, aduciendo que hubo un fraude en 2017 y pidiendo nuevas elecciones.

“Las protestas van a continuar en la medida en que el gobierno no dé elecciones nuevas, hoy el pueblo rescató su derecho natural”, dijo el ex presidente hondureño Manuel Zelaya en Tegucigalpa en una de las protestas en la capital con quema de neumáticos exigiendo la salida de Hernández del poder.

Zelaya, coordinador general del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), primera fuerza de oposición, convocó desde diciembre a los “comandos de insurrección” para protestar este domingo contra Hernández, a quien califica de “usurpador”.

Las protestas, con grupos pequeños de manifestantes, se registraron en al menos 14 de los 18 departamentos del país.

Miles de policías se movilizaron para no permitir que los manifestantes impidieran la circulación de personas y vehículos, lo que derivó en varios enfrentamientos y detenciones temporales de algunos de los participantes en las protestas, según informaron medios locales.

El mismo Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía reformas constitucionales que no le permitía la ley, dijo que había estado en una oficina policial en la capital pidiendo la libertad de tres detenidos, incluido un menor de edad.

Las fuerzas del orden lanzaron gases lacrimógenos en todos los puntos viales y bulevares donde los manifestantes bloqueaban el paso con neumáticos a los que les prendían fuego.

En algunos sitios se produjeron varios desalojos consecutivos con gas porque los manifestantes insistían en su protesta coreando consignas como “Fuera JOH (Juan Orlando Hernández), “Fuera dictador” y “Fuera usurpador”, entre otras.

“Díganle a Juan Orlando que es una barbaridad lo que están haciendo, miren la cantidad de gas que están lanzando”, indicó Zelaya en el sector de la “Colonia Kennedy”, un populoso barrio en el extremo oriental de Tegucigalpa, donde los manifestantes también eran pocos, pero insistentes en su protesta.

Según Zelaya, el pueblo tiene el derecho a “desconocer” el gobierno que preside Hernández porque surgió de la “usurpación”, en unas elecciones en 2017, en las que la oposición asegura que hubo un fraude fraguado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Mientras iban surgiendo más protestas en diferentes ciudades del país, Hernández asistía a la clausura de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en una misa oficiada en Panamá por el papa Francisco.

Hernández asumió su segundo mandato el 27 de enero de 2018 en un ambiente también de protestas de la oposición y otros sectores sociales que sigue exigiendo su salida del poder.

En la víspera del primer año de su segundo mandato, Hernández compareció ante el Parlamento, donde los titulares de los tres poderes del Estado rindieron un informe de labores correspondiente al último año.

En el Parlamento Hernández resaltó los logros que, en su opinión, ha tenido su gobierno en materia de seguridad y finanzas, y anunció que aumentará a 26.000 el número de policías para lograr la paz que necesitan los hondureños, entre otras cosas.

“Cómo puede gobernar a la fuerza alguien que se siente rechazado por la mayoría del pueblo”, se preguntó Zelaya, quien recalcó que con la protesta de hoy en diferentes regiones del país “el poder regresó al pueblo”.

Sobre los “comandos insurrreccionales” que él juramentó en diciembre, dijo que “en estos momentos están en un porcentaje que no podemos disponer sobre un paro nacional”.

Según Zelaya, el pueblo considera necesario cambiar al gobierno y que haya elecciones, para lo que hace falta una consulta popular.

El dirigente sindical Carlos Reyes, uno de los que participó en las manifestaciones de Tegucigalpa, dijo a Efe que la solución política para salir de la crisis que vive el país “pasa por resolver el problema central, que es el de la dictadura”.

Las próximas elecciones generales en Honduras están previstas para el 28 de noviembre de 2021 y, según dijo Hernández el viernes, el 27 de enero de 2022 entregará la banda presidencial a su sucesor o sucesora. EFE

Políticamente incorrectos Libertad Digital nace para denunciar los abusos, la corrupción y atropellos de los gobiernos de turno en Honduras y América Latina.

Comentarios

Más en Política

To Top