Seguinos

UN CRIMEN MAS CONTRA UN COLEGA ABOGADO Y NOTARIO.

Editoriales

UN CRIMEN MAS CONTRA UN COLEGA ABOGADO Y NOTARIO.

– Al mediodía del día de ayer, Siete de Agosto del año Dos Mil Dieciocho, las llamadas entre colegas se colapsaron al tener la infausta noticia, del crimen del Abogado y Notario Rubén Darío Mateo Galán, nada justifica estos hechos tan abominables y los mismos generan una herida social muy difícil de sanar.

Tuve la oportunidad hace 25 años recién graduado, en experimentar mi primer juicio oficial como abogado, en tenerlo como contraparte , a pesar de su aventajada experiencia fue respetuoso y educado y no hace mucho ventilamos un asunto notarial conjuntamente, el Abogado y Notario Rubén Darío Mateo Galán, a quien yo me refería siempre en términos de “Maestro”, era una persona sociable, de buen sentido del humor, trabajador dinámico de esta profesión incomprendida y hacia acopio de su apellido de “Galán”, en el trato con las personas.

Para nadie es extraño el modelo de sociedad en que vivimos, sedienta de justicia, de oportunidad y equidades, este pequeño país ha sido convertido por un miserable pequeño grupo de hondureños en un infierno intolerable, el descredito institucional comenzando por el estado hasta el Colegio de Abogados de Honduras y la difícil profesión de abogar por Justicia en medio de este clima, nos hace vulnerables ante tanta intolerancia, nadie admite perder, todos somos dueños de una razón cegada y la vida el baluarte más grande ha sido degradada a un simple tiro, porque acá se goza de la impunidad más absoluta.

Acuerdos de Duelo del Colegio de Abogados de Honduras, de la Unión de Notarios, las páginas amarillistas de los periódicos fomentadoras de morbo, no remedian ni son un intento serio por abogar que estas formas del crimen contra profesionales del derecho desaparezcan. Se necesitan voluntades de recambiar profundamente los cimientos carcomidos de la “NeoHonduras Cariata”.

Siempre he insistido que el Colegio de Abogados de Honduras en su no compromiso social con Honduras ha fomentado y apañado, para que se engendre un sistema institucional, donde nosotros mismos como abogados tenemos un rol muy importante, nunca hemos castigado como Colegio, a los Colegas en el ejercicio público que corrompen al estado, siendo este un mandato de nuestra ley ética.

El silencio y la ineficacia de las Facultades de Derecho Y de los Operadores de Justicia, han orillado a practicar en esta sociedad intolerante, el hecho de que asesinar a un abogado es simple y sencillamente como quien mata a un perro para remediar un problema. Las típicas expresiones de “En algo andaba”, “Por algo lo mataron”, “a nadie buscan de esa forma sino ha hecho algo antes”, parecen epitafios en las lápidas, como justificación permanente ante el crimen de un profesional del derecho.

El modelo de fraude, mentira, engaño, burla institucional, fomentada por el actual gobierno usurpador, acrecienta la crisis degenerativa del estado y la sociedad hondureña exhibe su cúspide mayor de robo e impunidad, desafortunadamente todos estos hechos descansan en un Abogado y Notario que nos gobierna.

Mis letras no devuelven la vida al honorable amigo y colega Rubén Darío Mateo Galán, pero sirva mi enérgica voz de protesta con lo precedentemente expresado, para despedir la “Psiquis del Maestro” en versos del poeta Rubén Darío;

“Entre la catedral y las ruinas paganas
vuelas, ¡oh, Psiquis, oh, alma mía!
-como decía
aquel celeste Edgardo
que entró en el paraíso entre un son de campanas
y un perfume de nardo-,
entre la catedral
y las paganas ruinas
repartes tus dos alas de cristal,
tus dos alas divinas.
Y de la flor
que el ruiseñor
canta en su griego antiguo, de la rosa,
vuelas, ¡oh, Mariposa!,
¡a posarte en un clavo de Nuestro Señor!”

Carlos Augusto Hernández Alvarado
Abogado y Notario
carlosaugusto@yahoo.com
PD=> NO HERMANO DE JOH
“NO MAS CRIMENES CONTRA ABOGADOS”

Continuar leyendo
Tal vez te interese

Libertad Digital nace en la primera gran oleada de digitalización del siglo XXI. Consciente de nuestro tiempo, dejamos por sentado que un periódico digital en una época tan inestable en nuestra querida Honduras, no podía ser sino políticamente vanguardista y progresista.

Comentarios

Más en Editoriales

To Top